AUTOR: Qiu Miaojin TRADUCTOR: Belén Cuadra COLLECCIÓN: narrativas FORMATO: 14 x 19 cm ISBN: 978-84-16529-65-0

Cuando la novelista taiwanesa Qiu Miaojin se suicidó en 1995, a la edad de veintiséis años, dejó una obra inédita, su obra maestra, Cartas póstumas desde Montmartre. A través de una serie de cartas escritas por una narradora anónima, la obra cuenta la historia de una relación apasionada entre dos mujeres jóvenes: su despertar sexual, su ruptura gradual y las secuelas devastadoras de su amor roto. Las cartas, que, nos dice Qiu, se pueden leer en cualquier orden, tienen como escenario París, Taipéi y Tokio, y muestran ideas desgarradoras sobre lo que significa vivir entre culturas, idiomas y géneros.
Qiu nos hace partícipes de su vida como estudiante en París, de su pasión por el cine y en especial por las películas de Theo Angelopoulos, y de su admiración por las obras de Kobe Abe y Osamu Dazai. También analiza su identidad sexual, sus pensamientos de suicidio y, sobre todo, sus deseos.

Poderosamente cruda y trascendente como Confesiones de una máscara de Mishima o Las penas del joven Werther de Goethe, Cartas póstumas desde Montmartre consagró a su autora como una de las mejores escritoras modernistas y experimentales en lengua china de su generación.
Su obra se ha convertido en un clásico de culto, particularmente en la comunidad LGTB taiwanesa, donde su vida y su trabajo siguen ejerciendo mucha influencia en las nuevas generaciones.

Qiu Miaojin (1969-1995), figura de primera línea de la literatura modernista, es una de las escritoras homosexuales más famosas de Taiwán. Nació en el distrito de Changhua, en el oeste de la isla. Se graduó en Psicología en la Universidad Nacional de Taiwán y realizó estudios de posgrado en Psicología clínica en la Universidad de París VIII. Su primera historia publicada, Prisoner, recibió el premio Central Daily News Short Story, y su novela Lonely Crowds ganó el premio United Literature Association. Mientras estaba en París, dirigió una película de treinta minutos titulada Ghost Carnival, y poco después, a la edad de veintiséis años, se suicidó.
Las publicaciones póstumas de sus novelas Cartas póstumas desde Montmartre y Notas de un cocodrilo la convirtieron en uno de los iconos contraculturales más venerados de las letras chinas. Después de su muerte, recibió el Premio Honorífico de Literatura del China Times. En 2007 se publicó una edición en dos volúmenes de sus diarios, y en 2017 se estrenó un largometraje documental sobre su vida, dirigido por Evans Chan, con el título de Muerte en Montmartre.